miércoles, 30 de abril de 2014

TABURETE PRIMAVERAL

Acabo de terminar un proyecto al que le tenía muchas ganas, no por el proyecto en sí sino por las técnicas que iba a poder poner en práctica. He aquí el resultado:

Es un taburete de Ikea, como este pero con las patas largas:
Primero la he pintado con chalk paint Autentico, el color blanco neutro. Un placer pintar con chalk. La compré en Il Condottiero, de Blanca Nuño de la Rosa, del blog  La cómoda encantada. Tiene una tienda preciosa, cada vez que  voy me dan ganas de llevármelo todo...

Le iba a poner en el asiento un papel de arroz muy mono, pero mi amiga Belén tuvo el acierto de probarle esta servilleta tan espectacular...y lo tuve claro, clarísimo. Se quedaba así. Primavera total. Shabby total.



Como contaba con ayuda, no fue difícil cuadrarle la servilleta, que llegó justita justita... La pegué con Mod Podge y la planché con papel vegetal de horno por encima para proteger. El resultado fue fantástico porque la servilleta se quedó sin ninguna arruga, tan adherida al taburete que se notan hasta las vetas de la madera, parece que está impresa...Así que ya sabéis, a los que se os arruguen las servilletas, tomad nota de estos tres truquitos para que no os pase:

-Planchar siempre la servilleta antes de retirarle las dos capas blancas. Así desaparecerán casi totalmente las marcas de la doblez.
-Aplicar el medium en la superficie en cantidad suficiente para que pueda adherir pero  NO para que EMPAPE la servilleta, hay que poner poquito. A más humedad, más arrugada y más peligro de que se rompa. Poner más o retocar un poquito luego por los bordes para asegurarlos.
-PLANCHAR con un papel vegetal protegiendo la servilleta. Es un paso NECESARIO si queremos un resultado satisfactorio. No sé porqué en muchos sitios no lo advierten, porque la diferencia es de que te salga un churro a que se te funda completamente la servilleta con la superficie y se quede impecable. Al menos esa es mi experiencia. Seguro que hay más trucos, pero estos son los que he podido comprobar personalmente.
Para "recortarle" los sobrantes a la servilleta utilicé una lija, al pasársela por los bordes se va llevando lo que no está pegado.

Bueno, hecho esto, llegó el momento de hacer el estarcido...Me encantan los motivos vintage, por eso las plantillas que tengo son de Lucía, de Momentos Vintage, os recomiendo su blog, hace unas cosas preciosas con decoupage y stencil...
No tenía el tono de ver de que necesitaba, así que lo tuve que hacer con unos acrílicos de Casa. Y así quedó:
Me requetechifla este estilo vintage, es que no lo puedo evitar...

Bueno, espero que os haya gustado, besos.






miércoles, 23 de abril de 2014

SEA, AIR & SUN

El verano ya está aquí, ya huele a calorcito... Para ir ambientándonos, he hecho este tablero que decorará el porche del jardín.
Este ha sido mi primer experimento con la técnica del decoupage. El resultado muy satisfactorio, debido en gran parte al material utilizado: papel de arroz. Es fino, se trabaja estupendamente, no se arruga y hay diseños para todos los gustos.




Para este trabajo he utilizado un tablero de pino macizo que he pintado con esmalte chocolate, y encima con esmalte blanco mate. Una vez pintado lo lijé para que apareciese el chocolate por debajo. Al usar esmalte he tenido que lijar con la lijadora eléctrica, porque es una pintura espesa y resistente, y cuesta desgastarla. Si encima del esmalte chocolate usáis acrílico, mucho mejor: con una lija de mano se desgasta en un momentito.

Las letras las hice con la técnica de la transferencia utilizando un producto que se llama Photo Transfer. No estoy yo muy contenta porque amarillea un pelín, y como soy tan culijusta, me pongo de los nervios si se nota...Tengo pendiente hacer la prueba con Mod Podge, a ver si me gusta más.



Una vez pintado y transferidas  las letras, hice el decoupage y apliqué barniz mate. Un par de agujeros con la broca, lo suficientemente grandes para que pase la cuerda de cáñamo para colgarlo, y listo.


No me duró ni cinco minutos, en cuanto lo vió mi chico se lo pidió para él....Y yo encantada de que le gustase tanto! :-)

miércoles, 9 de abril de 2014

TUTORIAL PARA LA TRANSFERENCIA DE IMÁGENES EN TELA: Método de Citra Solv.

Bueno, ya hemos llegado a la madre de todas las técnicas: El Citra Solv.
Este producto es un limpidador desengrasante que está hecho a base de concentrado de naranjas valencianas, pero que, ironías del destino, no se comercializa en nuestro país, sino que hay que pedirlo a USA...Yo me animé y no me arrepiento, sale barato, es muy efectivo (otros disolventes pueden desesperarte) y huele muy bien (aunque hay que trabajar en un lugar ventilado porque los vapores son algo cargantes), por lo que si queda olor en la tela será un perfume a naranja muy agradable. Además no mancha el tejido, cosa que otros productos sí hacen.

Para utilizar esta técnica necesitamos:
Una imagen INVERTIDA imprimida en IMPRESORA LÁSER, también sirven fotocopias. NO VALEN las imágenes imprimidas con inyección de tinta. Este es el único inconveniente que tiene esta técnica, a mi modo de ver.
Citra Solv
Una tela
Pincel, cuchara y cinta de carrocero.


Ponemos la tela bien estirada en una mesa, y por si acaso un papel debajo. Hay quien la fija con cinta de carrocero a la mesa pero a mi me resulta suficiente fijando la fotocopia. Hecho esto encaramos la imagen fotocopiada a la tela y fijamos con cinta de carrocero para que no se mueva durante el proceso.
Aplicamos Citra Solv con un pincel, no hace falta mucho, sólo hasta que cale y se transparente la imagen.




Hecho esto frotamos encima de la imagen con una cuchara. Yo lo hago una vez y luego vuelvo, para cerciorarme de que no se me olvida ningún trozo.


Podemos levantar con cuidado un poquito para ver qué tal va la cosa, y si se ha transferido a nuestro gusto o tenemos que insistir un poco más.
Una vez satisfechos con el resultado, levantamos definitivamente la fotocopia, planchamos, y a disfrutar!

Bueno, hasta aquí los tutoriales sobre transferencia en tela. Dentro de poco espero haceros sobre transferencia en madera o superficies duras.
Espero que os haya servido, cualquier duda aquí me tenéis. Besos!



TUTORIAL PARA LA TRANSFERENCIA DE IMÁGENES EN TELA: Método del Freezer Paper.

Este método es también muy sencillo.

Necesitamos:
Imagen INVERTIDA, efecto espejo.
Impresora de INYECCIÓN DE TINTA, de las que solemos tener en casa, de tinta líquida.
Freezer Paper, un tamaño A4
Adhesivo en spray, temporal o permanente.
Tela, tijeras y cuchara o algún utensilio duro y romo para apretar.

Tomamos un folio A4 y con el adhesivo en spray le pegamos el Freezer Paper, DEJANDO A LA VISTA LA PARTE BRILLANTE.


 
Recortamos el exceso de F. Paper para dejarlo al ras del folio A4.
Introducimos en la impresora con cuidado de que IMPRIMA EN LA PARTE BRILLANTE:






Como observamos, la tinta se queda líquida. Este es un momento superdelicado, puesto que la tinta se puede correr ante cualquier roce, y además debemos superponerla al tejido INMEDIATAMENTE, por lo que debemos tener LA TELA PREPARADA:

Sólo con que nos demoremos unos segundos en aplicarlo, perderemos calidad en el resultado porque la tinta, al no ser absorbida por el papel, se va agrupando en "gotitas" y se estropea la imagen.
Bueno, pues como hemos dicho aplicamos la imagen RECIÉN IMPRIMIDA directamente a la tela, con cuidado de no moverla, donde caiga ha caído, pues si no se corre la imagen.

Situada en la tela sin mucha manipulación se toma la cuchara y se va frotanto por toda la superficie del papel, para que vaya traspasando la tinta al tejido, sin olvidar ningún rincón. Dependiendo del efecto que queramos conseguir y de las características de la tela  insistiremos más o menos, los resultados son muy interesantes:

Una vez que consideremos que ya es suficiente (con una pasada y un repasito basta, si nos pasamos se puede emborronar), retiramos CON CUIDADO el papel de la tela y planchamos para fijar:


Y una sorpresa: Es reutilizable! Una vez terminado el proceso, con papel de cocina mojado en agua, se lo pasamos para limpiarlo y ya está listo para nuestra siguiente transferencia!




TUTORIAL PARA LA TRANSFERENCIA DE IMÁGENES EN TELA: Método de la impresión directa.

Este método es bastante fácil y asequible. Y lo podemos hacer en casa en muy poco tiempo.
Necesitamos:
Una imagen para imprimir, esta vez AL DERECHO, no invertida.
Impresora DE INYECCIÓN DE TINTA, de las que solemos tener en casa, de tinta líquida.
Tela
Freezer paper, o en su defecto hoja de papel y adhesivo textil temporal en spray. Yo usaré esta última opción para que veáis como se hace, ya que con el freezer es más sencillo.
Tijeras o cúter circular.

Lo primero que debemos hacer es tomar un trozo de tela un poquito más grande que un folio A4.


Aplicamos el adhesivo EN EL FOLIO, muy bien por los bordes para que no se nos separe de la tela en la impresora. Para proteger la superficie de trabajo podemos poner otros folios alrededor, y evitamos que salpique a la mesa.
Colocamos la tela encima. Apretamos bien insistiendo en los bordes para que se quede perfectamente adherida.

Damos la vueta de modo que veamos el folio, y con ayuda de un cúter circular o unas tijeras, recortamos el exceso de tela y la dejamos totalmente al ras, del tamaño del folio A4.

(Nota: Si usamos Freezer Paper, sólo hay que cortar un trozo de Freezer P. de tamaño A4, planchar la tela para que se quede adherida y recortar el exceso. Luego se separará de igual modo)

Ahora ya está lista para introducirla en la impresora, teniendo cuidado de IMPRIMIR EL LA CARA DE LA TELA. Para imprimir, yo uso la opción de "Papel Normal", "Calidad Óptima".


La imagen se ve borrosa porque está en movimiento, no os preocupéis que ahora podréis comprobar que sale perfecto:

Una vez que se ha imprimido, se separa la tela del folio, se plancha para fijar  y ya tenemos lista la transferencia para poder utilizarla en el proyecto deseado.
Voilà!

TUTORIAL PARA TRANSFERENCIA DE IMÁGENES TELA: Método de la hoja transfer.

Lo prometido es deuda, así que aquí está lo que sé sobre transferencia de imágenes en tela. Yo conozco cuatro métodos, cada uno con sus pros y sus contras. Haré una entrada para cada uno, así evitamos que tarde una eternidad en cargarse la entrada  ;-)

Método de la hoja transfer.-
Para transferir en tela con este método necesitamos:
-Hoja para transferir en tela. En la foto os pongo la mía, que la compré en Lidl. 
-Imagen INVERTIDA (para imprimirla en la hoja), esto es, efecto espejo, porque luego hay que darle la vuelta para traspasarla a la  tela.
-Impresora de INYECCIÓN DE TINTA, son las que solemos tener en casa, de tinta líquida.
-Tela, preferiblemente clara, puesto que la transferencia transparenta. Tijeras y plancha.

 Este es el paquete de hojas que compré:
Las hojas tienen una parte cuadriculada y la otra blanca:

Imprimimos en la PARTE BLANCA, teniendo en cuenta que la imagen debe estar INVERTIDA, y recortamos dejando un pequeño margen. En las instrucciones del transfer indica que en las preferencias de impresión hay que seleccionar Papel normal, Calidad Alta. Aunque esto es en la marca de papel transfer que tengo yo, no sé si será así en los demás (aunque lo supongo)
 Ponemos la imagen encima de una tela, de forma que la parte impresa esté en contacto con el tejido, y planchamos. Dependiendo de lo grande que sea el motivo tendremos que insistir con la plancha más o menos tiempo, según las instrucciones de la hoja transfer:
 Una vez planchada, se queda "adherida" a la tela:
Ahora vamos separando con cuidado la hoja de la tela, y observamos que el dibujo ahora está en el tejido:

 He aquí el resultado final. Queda como con una película fina de plástico por encima de la tela. Esta característica la puede hacer ideal para según qué proyectos, y totalmente inadecuada para otros, a mi modo de ver.
Este ha sido el destino final de la transferencia, un monedero para mi hijo adolescente con el logo del juego que más le gusta (le encantó!).
En efecto, esa capa fina como plastificada viene que ni pintada para darle rigidez, apresto y resistencia a un proyecto así. Sin embargo, para acabados más "vintage", yo optaría por otros métodos que consiguen un efecto más desvaído propio de este estilo, como veremos en las siguientes entradas.